Consejos

Pasos para empezar en el gimnasio

El primer día en el gym puede ser tan motivador como intimidante: es probable que estés entusiasmado pero que también tengas algunas dudas. Si te consuela, 5,5 millones de españoles ya han estado en tu lugar. Es la cifra de usuarios de gimnasios en 2022, según el informe “La industria del deporte y el fitness”, medio millón más de personas con respecto al año anterior. Y es que el interés por mantenerse saludables y en forma no para de crecer.

¿Qué llevar al gimnasio el primer día?

Para empezar en el gimnasio no necesitas mucho, pero asegúrate de ir bien equipado y no olvidar nada importante en casa:

  • Ropa cómoda para hacer ejercicio que te permita moverte con libertad y que sea transpirable pues vas a sudar.
  • Un buen par de zapatillas que sean flexibles para seguir tus movimientos y antideslizantes para evitar caídas. 
  • Toalla mediana, que te servirá para secarte el sudor o para colocarla sobre las máquinas o en la colchoneta de las clases de pilates.
  • Una botella de agua o alguna bebida isotónica para mantenerte hidratado durante el entrenamiento.
  • La tarjeta de acceso, pulsera o chip que te dieron en la recepción en el momento de inscribirte para poder acceder a las instalaciones.

Si vas a cambiarte o ducharte en el gimnasio, tendrás que usar una bolsa de deporte para guardar la ropa y llevar los productos de higiene personal.

¿Cómo empezar en el gimnasio y no abandonarlo?

Cuatro de cada diez españoles practican deporte con regularidad, pero dos de cada diez personas que se inscriben en el gimnasio acaban dejándolo a los tres meses. Sin embargo, si inicias con buen pie y te planteas objetivos realistas, podrás convertirlo en un hábito.

  1. Comienza con calma. Por mucho entusiasmo que tengas durante tu primer día en el gym, intenta no excederte. Evita la tentación de entrenar demasiadas horas, hacer muchas repeticiones o levantar más peso del que deberías. Presta atención a tu cuerpo y sé consciente de tus límites, así podrás ir avanzando progresivamente sin sufrir lesiones por sobrecarga.
  2. Sigue un plan de entrenamiento de cuerpo entero. La rutina para principiantes en el gimnasio se enfoca en acostumbrar el cuerpo al ejercicio físico para evitar desgarros o contracturas.Durante las primeras seis u ocho semanastendrás que trabajarpesos ligeros, pero realizando movimientos que involucren todos los grupos musculares. Se recomienda comenzar por tres días a la semana ya que el descanso también es esencial.
  3. Mide tu progreso. No hay nada más motivante que constatar que estás avanzando, pero para eso tienes que llevar un registro de tu entrenamiento. No te limites a anotar el peso, la cantidad de masa muscular o el porcentaje de grasa, da seguimiento al número de series, las repeticiones y el peso.  
  4. Aprende la técnica. Si es la primera vez que vas a un gimnasio, es probable que no conozcas muchos ejercicios, por lo que antes de añadir peso o aumentar las repeticiones debes aprender a realizarlos de manera correcta. La postura y los movimientos adecuados te permitirán prevenir accidentes y contratiempos, para que puedas ponerte en forma de manera segura.
  5. Pide ayuda. Si no sabes cómo funciona una máquina o dónde están las pesas, pregunta a los asistentes. También puedes contar con un entrenador para que te oriente y ayude a establecer una rutina para principiantes en el gimnasio adaptada a tus características físicas y objetivos con la que puedas avanzar minimizando el riesgo de lesiones.

Por último, pero no menos importante, planifica inteligentemente tu rutina en el gimnasio. Plantéate objetivos que puedas cumplir, desde cuántas veces a la semana entrenarás hasta las horas que le dedicarás y los resultados que deseas alcanzar. Unas metas demasiado ambiciosas te desanimarán, pero unos objetivos realistas te allanarán el camino para convertir la actividad física en un hábito e incluirla en tu estilo de vida.